Puyol: la cabellera más poderosa del futbol

Por Sergio Reyes Aguilar

 

Carles Puyol 1Sábado 2 de mayo del 2009, el Santiago Bernabéu era testigo de otro súper clásico entre Real Madrid y Barcelona. Gonzalo Higuaín (Merengue) y Thierry Henry (Culé) le dieron un gol a sus respectivos equipos. En el minuto 20’, Xavi Hernández cobró una falta, Carles Puyol con la velocidad de una locomotora y el salto de un caballo pura sangre remató de cabeza para darle la ventaja a Barcelona, festejó como sólo él sabe, quitándose el brazalete de capitán y besando los colores de Cataluña. Ese festejo y ese gol fue un excelente presagio porque ese día los Blaugranas salieron del Bernabéu con un triunfo histórico de 6-2.

 Hablar de Puyol es hablar de garra, lucha, disciplina, esfuerzo,  dedicación, y sobre todo trofeos. Tres mundiales y dos Eurocopas jugadas muestran el alto nivel de “Tarzán” Puyol, quien mete la cabeza donde muchos no meten ni el pie.

 En 1995, un joven con apenas 16 años de edad y cabello bastante largo y rebelde decidió unirse a las fuerzas inferiores del FC Barcelona.

 Alguna vez Puyol relató que sus papás le pidieron que no dejara de estudiar, pero cuando se consolidó con los Blaugranas le dijeron que podía dejar los estudios. Entre risas ha comentado que fue más difícil hacerse de un lugar en el Barça que terminar sus estudios.

 En la temporada 2004-05 sus propios compañeros lo eligieron para que el portara el gafete de capitán que habían portado jugadores del calibre de Joseph Guardiola y Luis Henrique. A la siguiente temporada, 2005-06, levantó la UEFA Champions League cuando su equipo derrotó al Arsenal de Inglaterra. También fue elegido como el mejor defensa del torneo.

 El 2008 formó parte de la selección española que ante todo pronóstico ganaría la Eurocopa frente a la favorita Alemania.

 El 2009 sería un año histórico, comandados por Joseph Guardiola Barcelona ganó seis trofeos: Liga Española, Supercopa de España, Copa del Rey, Supercopa de Europa, UEFA Champions League y Mundial de Clubes. Puyol se encargó de levantar todos. Fue el año del Sextete. No se sabe que es más difícil, imaginar a Puyol jugando sin intensidad o imaginarlo con el cabello corto.

 Carles Puyol 2Los triunfos no pararon ahí, en el 2010, el 7 de julio anotó su gol más importante con la selección de España, en las semifinales ante Alemania, Puyol con un potente remate de cabeza le dobló la mano al portero alemán para que la Furia Roja consiguiera su histórico pase a la final del torneo que ganaría ante Holanda.

 El gesto más emotivo de su carrera se dio el 28 de mayo del 2009 cuando Barcelona conquistó la Liga de Campeones, “Puyi” se quitó el gafete de capitán para dárselo al francés Eric Abidal que venía de una lucha difícil contra el cáncer de higado y él fuera el primero del quipo en levantar la codiciada Copa de la UEFA.

 Con el ritmo tan avasallador del futbol de élite el cuerpo de Puyol fue llegando a su límite, su rodilla derecha se fue mermando a tal punto de no poder ir a la Eurocopa del 2012, y su participación en Brasil 2014 está en arameo.

La peor pesadilla del futbolista le ocurrió y poco a poco le fue dejando de responder la rodilla.  Aunque ya sufría de una enfermedad llamada osteocondritis. Enfermedad en la cuál se sufren varias enfermedads que van dejando de sministrar sangre a esa zona y destruyen poco a poco el tejido de los huesos. Lamentablemente para la hinchada Culé, su participación con el equipo ha ido disminuyendo.

Carles Puyol 3Su última visita al quirófano fue en el 2013 donde le extrajeron un quiste de Baker, que es una hinchazón provocada por el exceso del líquido que lubrica  a la rodilla. Así que ahora, desde la banca, Puyón  se ha encargado de apoyar a su equipo y estar dispuesto a entrar en cualquier momento para que ayude  la escuadra de sus amores.

 Dos títulos con España y 21 con Barcelona después, esa lesión en la rodilla será la ruptura de la relación “Puyi”-Barça, ya que hace poco dió a conocer que por esa lesión no estará al nivel que requiere jugar con los Blaugranas. La incógnita está en saber si seguirá jugando al futbol profesional o ya se retirará.

 Este marzo Carles cumplió 36 años y su ímpetu es el mismo que tenía cuando debutó en 1999, de irse este verano, una historia no sólo en Barcelona, sino en el futbol llegaría a su punto final.

¡Feliz cumpleaños, leyenda!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s