Brasil, tierra prometida

Por Jonathan González

Qué sería de este planeta tierra sin ese esférico de gajos que rueda y rueda durante un partido de futbol.

Para muchos es un deporte predominante donde las pasiones brotan en los poros de los aficionados, mentadas de madre silbidos hacia ese personaje que hace regir las reglas dentro del campo de juego.El mexicano es un director técnico nato (por lo menos eso aparente cada uno de nosotros) nunca se está conforme con la alineación de nuestro equipo, que  zutano y mengano es mejor que perengano.

pertene1

Increíblemente teníamos las esperanzas puestas en un chicharito que término por ser inoperante y borrado de la lista, y así podríamos hacer una lista de fallas evidentes dentro del proceso rumbo al mundial de futbol. Pero, independientemente de ello, ¿qué tan contraproducente es para el aficionado no poder ver a su nación disputar un título que tarda cuatro años? El sentido de pertenencia se ve amenazado.

Ese grupo, que en sociología se llama grupo de pertenencia; aquél que se identifica por tener los mismos valores de un grupo. En el que no basta que nos consideremos parte de él, sino que estemos dispuestos a estar permanentemente en él  (aunque siendo honestos todos nos ponemos la playera de España Brasil o Alemania, y ya de rebote nos acordamos que somos mexicanos)

Este grupo de pertenencia, que nosotros llamamos “mexicanos aficionados al futbol”  no es algo legal, como ser mexicanos porque nuestra acta de nacimiento así lo dice. Sino más bien se trata de una actitud, algo psicológico; un estado emocional.

Algunos son más aficionados que otros, hay grados en el grupo de pertenencia:

-Los que aceptan las normas, es decir los aficionados que van, apoyan a la selección y ven el partido

-La asunción de los medios, los que hacen propios los métodos del grupo para conseguir los fines. Los cuáles podrían ser los que gritan, lloran, van al ángel a celebrar las victorias, o ahorran cuatro años para ir al partido.

-Y la aceptación de los modelos expresivos. Los que le gritan “puto” al árbitro y dicen “ganamos el pase al mundial”, los que lloran las derrotas o los goles fallidos de las leguminosas famosas

pertene2Cuando todos los miembros del grupo tienen estos tres grados, entonces hay un grupo homogéneo; un grupo de aficionados tal y como se debe ser. Mientras que aquellos que empiezan a apoyar a Brasil, a pesar de tener sangre mexicana, se les llama de “conducta desviada” Pues dejó de tener alguno de estos tres grados…

Pero no podemos olvidar que al final del día esto que llamamos futbol es un gran negocio y que se vio colocado en la cuerda floja (ya que durante 8 largos minutos quedamos fuera del mundial) ;demos gracias a los “gringos héroes” y a un equipo prácticamente semi profesional que nos tocó en  la zona de calificación.

Brasil 2014 es una obra con 32 de selecciones que se encuentra realizando los últimos preparativos para un gran espectáculo. Los seleccionados mexicanos por poco y no eran tomados en cuenta dentro de eta puesta en escena. Afortunadamente un piojo, un águila vestida de verde unos cuantos leones y un “hermoso” junto con la experiencia de alguien que ganó  todo en Europa, como Márquez, sacaron las papas del fuego.

Para que amargarnos la vida pensando en todos los millones de dólares que perderían las televisoras, agencias de viajes, marcas en general, bancos y un sinfín de mercadotecnia que susténta y vive de ese sueño; de algún día ver ese copa en las manos de un jugador mexicano.

Tierra prometida es cierto, y si algún día Santana vendió tierras al país vecino,pues era momento de cobrar los favores y ellos nos colocaron un paso más cerca del cristo de corcovado.

pertene3

La economía de Brasil podrá disfrutar de aproximadamente 50mil aficionados mexicanos que se pondrán la verde y gritaran los goles de 23 hombres que cargar con los sueños e ilusiones de millones de aficionados. Podremos prender el televisor y disfrutar de la estancia de la ilusión futbolera, un juego de noventa minutos y un balón que por si quedaban dudas mueve al mundo, la economía y un sinfín de intereses que seducen a cualquier nación.

Viva México campeones y mientras son peras o manzanas rómpanse la patria por un título que espero algún día ver en manos de un mexicano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s