“Conejo” de la suerte

Por Sergio Reyes 

El calendario marcaba el año 2001, en una nueva edición del Trofeo Teresa Herrera, Cruz Azul y Real Madrid se veían las caras, Luis Figo, catalogado como uno de los mejores futbolistas del momento, se acercó al área rival y fue derribado, el árbitro no dudó y marcó penal, al marcarse la falta a favor del cuadro “Merengue”,  el mismo Figo se cobró el penal, pero no contaba con los reflejos de Oscar “Conejo” Pérez que le atajó el penal, y además, el contrarremate. El arquero mexicano no se conformó con eso, en la tanda de penales, atajó otro penal a la leyenda portuguesa. Esa noche la pesadilla de Figo se título “Oscar Pérez”

 Cuando se habla de porteros viene a la imagen de un hombre musculoso, arriba de 180 centimetros, manos grandes y brazos como troncos. Oscar Pérez no cumple con esta descripción, pero lo compensa con reflejos, actirud, liderazgo, disciplina dentro y fuera de la cancha, fairplay y atajadas casi imposibles.

 El 2001 fue un año mágico para “El Conejo”, fue pieza clave para llevar a la final de la Copa Libertadores a Cruz Azul, que lamentablemente perdió contra Boca Juniors en “La Bombonera de Argentina”.

Oscar Pérez

 Ese mismo año la participación de México en el Mundial de Corea-Japón 2002, pero el DT Javier Aguirre “Disfrazó” a Cruz Azul de verde para salvar el barco, Oscar Pérez fue clave en que México lograra viajar a tierras orientales.

 “El Conejo” ha estado en tres mundiales de futbol, en Francia 1998 no jugó ni un minuto, pero su revancha llegaría en el medio oriente cuatro años después cuando fue titular indiscutible en todos los partidos del representativo azteca. La suerte le volvió a dar la espalda cuando sus servicios no fueron requeridos por Ricardo La Volpe para el Mundial de Alemania 2006.

 Pero como todo “Conejo de la Suerte”, en el 2010 Javier Aguirre le dio otra titularidad en la máxima competencia a nivel internacional poniéndolo de primer portero por encima de Guillermo Ochoa y Luis Ernesto Michel.

Tras la final perdida contra Santos en el Clausura 2008, Oscar Pérez ponía fin a su vinculo con Cruz Azul que inicio profesionalmente en 1993. Desde entonces ha deambulado con equipos de media tabla para abajo.

 A Oscar “el Conejo” Pérez se le ha negado un título importante desde 1997, en aquel tan mencionado último campeonato de Cruz Azul a manos de León. En su lugar, el alto rendimiento, la continuidad, la confianza de directivos y jugadores le han sonreído.

Este febrero “EL Conejo” cumplió 41 años, con varios años recorridos, el horizonte del retiro aún parece lejano.

 En el 2010 cuando Luis Figo se fue de analista en el Mundial del 2010 a la televisora de San Ángel y ver que el portero titular de la selección mexicana era Oscar Pérez y recordar el partido del 2001, se le preguntó al retirado astro portugués qué pasaría si le tirara un penal al “Conejo” en ese momento, “seguro otra vez lo detenía”, contestó Figo entre risas, recuerdos y una pizca de coraje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s