Una comedia romántica poco común

Por Omar V. M.

Es un hecho que entre la gran variedad de películas que existe, la comedia romántica es uno de los géneros más gustados, y por ende más comerciales. La comedia romántica se ha convertido en un producto por demás común en el mercado del cine, el cine americano nos ha acostumbrado a comedias románticas llenas de clichés y con tramas que a la larga resultan predecibles.

Pero, de cuando en cuando, uno se puede topar con algo un poco diferente, fuera de lo común, algo peculiar. En mi caso, esto ocurrió el mes pasado cuando descubrí una película de 2001 titulada “My Sassy Girl”.

comediafEsta película de origen coreano – 엽기적인 그녀(Yeopgijeogin Geunyeo), por su título original – mantiene al espectador entre la sensación de moderada confusión y la risa por los desplantes y reacciones de los protagonistas.

Resulta lo suficientemente sencilla y divertida, pero también lo suficientemente compleja e inconstante como para mantener al espectador interesado en llegar al final.

El largometraje presentado en dos mitades y un tiempo extra cuenta la historia de un joven estudiante, un poco torpe, que se topa con una chica rara algo impulsiva y un poco agresiva que guarda un dolor del que no habla, pero que él desea curar. Ambos inician de forma peculiar su relación aún más peculiar, llena de peripecias, momentos embarazosos, locuras y alguna que otra caída en prisión.

La comicidad de la primera parte de la película no permite ver claramente el drama que se esconde entre las irracionales conductas de la protagonista. Pero el melodrama aflora con mayor impulso en la segunda mitad, donde el dolor y la culpa se confunden y la incertidumbre de la vida se hace presente y domina la voluntad y motivan un escape, una huida, alejarse por un tiempo para poder pensar y dejar todo en manos del destino. Y sólo queda la promesa de volverse a reunir, de reencontrarse en el lugar donde quedaron enterrados sus sentimientos.

Aunque ésta película no logra escapar de los momentos cursis y algún cliché propios del género, no deja de ser algo distinto al cine comercial estadounidense.

Y con lo anterior no me refiero sólo al idioma, sino también a la forma de construir y presentar la historia, de un modo que puede parecer incluso simple, sin tanto juego de cámaras, sin situaciones forzadas.

Y el hecho de que exista una versión estadounidense de éste film, dirigida por Yann Samuell, nos permite observar las pequeñas diferencias entre Estados Unidos y Corea, no solamente en la forma de hacer cine, sino también en las mentalidades y comportamientos sociales.

Así la versión americana denota un mayor énfasis en la estética de los personajes principales y se centra en éstos como individuos separados del resto, en tanto que la versión original denota la importancia del contexto las familias de los protagonistas son relevantes en la historia, aunque su aparición sea mínima.

Otro aspecto de observación es el entorno, la escuela, la feria, la celda de prisión, la estación de tren, la colina, el bar, el motel, el parque, que en la versión original juegan un papel importante, y proporciona mayor sentido a la historia, en tanto que la versión estadounidense, al tratar de adaptar la historia desarrollada originalmente en un entorno suburbano a uno más bien urbano como lo es la ciudad de Nueva York, termina forzando ciertas escenas, lo que merma la emotividad y empatía de la historia.

 

My Sassy Girl (엽기적인 그녀). Dirigida por Kwak Jae Young, protagonizada por Cha Tae Hyun y Jun Ji Hyun. Shin Cine Films, Corea del Sur, 2001. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s