Twist de vida

Por Jhon González

Bien lo decía mi abuela “espera llegar para el día de tu boda, ver a tu mujer vestida de blanco…” y la sociedad mexicana recrimina (digo, pregunta) ¿para cuando los hijos?

Mi madre me dice que el tren se me ha ido (lo que ella no sabe es que nunca quise encontrar las vías y mucho menos subirme a esa vida, típica de nuestro México lindo y querido)

dink1En algún punto de mi vida creí necesitar acostarme en un diván, y rentar a una persona que fingiera escuchar mis problemas, dándome un diagnostico dubitativo.

Afortunadamente encontré datos que me hacían perteneciente a una tendencia denominada  DINK (Double Income No Kids, doble ingreso sin hijos por sus siglas en inglés) son cada vez más abundantes en México, duplicando su población desde 2005.

Así es encontré que no soy el único desadaptado social (obvio esto en palabras de mi madre) debido a que esta tendencia incluso se encuentra en aumento. Y son parejas que no niegan su naturaleza tradicional, simplemente postergan las etapas como el tener hijos.

Sé que México es un país recalcitrantemente apegado a sus raíces de naturaleza- tendremos los hijos que dios nos mande-, entonces ¿Por qué esta tendencia puede tener un aumento acelerado?

 Aunque sus números alcanzan poco más de un millón de personas, sus gastos son tan grandes que han hecho un impacto representativo a nivel nacional. Es en parte gracias a este sector poblacional.  Un estudio de 2008 elaborado por la empresa De la Riva Group encontró que cada pareja DINK gasta aproximadamente 165 mil pesos al año en cosas como películas, cenas y bares. Las ventas de prendas de diseñador, accesorios de lujo y vino en México alcanzaron los 3.88 mil millones de pesos en 2012.

dink2Por increíble que parezca toda esta directriz de forma de vida y creo que como todo en la vida termina en cifras.

¿En qué momento uno debe de apegarse a las cuestiones acostumbradas por los padres o abuelos tíos tías? (bla bla) a todo se le puede dar un giro sabiendo que esta moneda tiene dos caras ya que como ganas gastas y estas parejas anti tradicionales sufren de un defecto y este es el que no saben ahorrar. Debido a que todo se vive de prisa y hay que disfrutar el momento.

Clara evidencia de esto es que la tasa de natalidad en México ha disminuido de 5.7 bebés por mujer en 1976 a 2.2 para este año. Sin embargo, cabe aclarar que los DINK mexicanos no descartan la posibilidad de formar una familia a futuro, sólo la posponen.

Este es un tema que tiene mucha tela de donde cortar y depende del cristal con que se mire, pero eso si vamos a disfrutar de la vida con sus diferentes facetas, siempre con una sonrisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s