Vida en 4 patas

Por Graciela Sánchez

Juguetes, ropa pequeña, una camita, una cobija, trastes pequeños y por supuesto, shampo y jabones especiales; este bebé ha llegado de la manera más inesperada. Debo confesar que tiene sus ventajas: no tuve que pasar por nueve meses de vómitos  y cansancio, tampoco viví un parto y sé que nunca va a pedirme permiso para salir con un tipo que solo quiera llevársela a la cama.

chihuahua_mujer_cargandoSé que va a seguir durmiendo a mi lado todas las noches de su vida y que nunca va a salir buscando su independencia, ni mucho menos me va a decir que me odia, me va a insultar y tampoco me va a cerrar la puerta en la cara

Muchos pueden no entenderlo pero en cuanto puso su patita sobre mi brazo, sentí ese amor incondicional que los distingue. Aunque en ocasiones, al sentir esos afilados colmillos en mi brazo, me hace preguntarme dónde ha quedado mi niña tierna

Para muchos les parecería ridículo el tipo de relación y amor que se le puede tener a esta peluda; hay demasiadas  miradas de desapruebo al ver los juguetes que tiene o el moño negro que la distingue como hembra.

Y tengo que admitirlo, tengo un “perrhijo”. Aunque sé que no estoy sola en el mundo pues esta tendencia forma parte de los “dink”. No “drink”, que es beber en inglés; los “dinks” o double-income; no kids (sueldo doble sin hijos) son un fenómeno social que surgió en los 80´s, como resultado de la independencia de las mujeres y el cambio en la forma  de pensar un hogar.

Los dinks somos aquellas parejas que compartimos una casa, se utiliza el sueldo de ambos y hemos decidido no tener hijos (o posponerlos) porque… simplemente porque así lo decidimos. Sin embargo, no es que seamos unos ridículos que le pongamos disfraces y pongamos apodos a nuestros perros; se trata de la respuesta inconsciente al instinto de la paternidad; lo que básicamente significa que tenemos hijos de cuatro patas, que cuidamos como si tuvieran dos.

Piensen en cómo los trataron de bebés, como tratan a sus hijos y cómo jugaban con sus muñecas o muñecos: nos compraron ropita de todas las formas y variedades, nos consintieron con golosinas y fiestas, rellenaron nuestra recámara de juguetes e incluso teníamos una cama especial…

CAM00547Mi perrhija y los de muchos, además de ser consentidas de esa manera, los llevamos a restaurantes, a spas, contratamos niñeras para que los cuiden, compramos la comida de mejor calidad, corremos al primer síntoma de enfermedad y… bueno, hacemos todo lo que se pueda para que sean felices.

La llegada de mi perrhija fue inesperada y sorpresiva. Regresábamos del cine, y una pequeña bolita de pelo negro, con sus ojitos llenos de lagaña, sus 15 centímetros de piel pegada a sus huesitos y los ojos más grandes y suplicantes que he visto en mi vida; se me acercó.

Y, simplemente, no pude dejarla abandonada. Decidimos adoptarla así que nos acercamos cautelosamente para rescatarla y adoptarla. Los perros viven en manada, existe siempre un líder que va al frente de todos. Él indica cuando se empieza y termina una actividad, y también es el que defiende a gruñidos y mordidas a todos los demás miembros.

Ella, sin lugar a dudas, no era líder y estaba demasiado asustada como para oponérsele a semejante animal enorme que trataba de cargarla y llevársela a la veterinaria más cercana.

La primera veterinaria dijo que tenía moquillo. Estaba decaída, deshidratada y tenía lagañas en sus redondos ojos. La veterinaria me aseguró que no era peligroso y que solo había que nutrirla bien para poder empezar a curarla.

No contaba con que ví un poco de esta  enfermedad en la universidad y sabía que el moquillo era causado por un virus y que es muy similar al sarampión en los humanos. También sé que causa convulsiones y tics y que, aunque no es mortal, causa daños neurológicos permanentes.

No estaba dispuesta a creer ese diagnóstico, si a cualquiera le dijeran que su hijo  puede tener daños irreversibles, pediría una segunda opinión. El segundo veterinario me dijo que lo que tenía era una grave parálisis estomacal.

zoe1Igual que en los humanos, el estómago se paraliza ante una situación amenazante. El cuerpo debe de responder con todas sus fuerzas con el fin de sobrevivir la amenaza, la función del estomagó se paraliza simplemente para ahorrar energía y concentrarlo toda esa energía en la lucha o huida. Y ¿qué situación más amenazante que el no haber ingerido alimento en días?

Pasaron varios días y el tercer veterinario lo conocimos por la situación más preocupante que un padre de “perrhijo” pueda vivir. De la pancita de la pequeña empezaron a salir gusanos ¡tenias! O lo que conocemos como lombrices intestinales

Asqueroso, pero peor aún, muy peligroso. Las tenias o solitarias son unos gusanos que tienen por cabeza una corona ( como las de navidad) de dientes que se aferran al intestino de los animales. Estos gusanos empiezan a comerse absolutamente todo lo que entra al intestino, matando lentamente a los perros. Lo anterior porque ya no les llega ningún nutriente a su cuerpo ni a su sangre.

El tratamiento fue largo. Se mata a la tenia adulta pero sus hijos salen de los huevos, a los 21 días. Las tenias del perro raramente atacan a los humanos, pues son de diferente tipo que las solitarias que vienen en el agua sucia o la carne cruda.

Han pasado ya 4 meses. La pequeña ahora es un gran monstruo de 65 centímetros que devora tazones de croquetas, nos despierta a lengüetazos y se ha apoderado de todos los sillones de la sala.

Sus suéteres, abrigos y el disfraz de Halloween están guardados en su cuarto. Al caminar por la casa, no se puede dar un paso sin tropezar con un juguete de perro. El veterinario me responde con un ¿Qué le sucede ahora a la perrita? Cada vez que le marco al celular, y todas las noches dormimos sabiendo que hay una pequeña loquita cuya patria protestad vamos a tener que discutir, si es que algún día decidimos deshacer esta pareja.

Aunque nuestro hogar no será el único que sufra por esta disyuntiva; este fenómeno social ha hecho que los perros en las casas aumentó en un 20%. Y al final los beneficiados fueron los perros; pues tienen su paquete de felicidad, con forma humana

2 comentarios en “Vida en 4 patas

    1. Les agradecemos el comentario pero sí les pedíriamos que si les interesa colocar anuncios en nuestro blog o revista virtual se comuniquen con la administración para que les den los paquetes y costos de partners; y les suplicamos que si no les interesa esta publicidad, se abstengan de este tipo de comentarios. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s