La Catrina cool

Por Graciela Sánchez

Las calles se empiezan a teñir de naranja  mientras se empieza a respirar ese aire con esa particular fragancia, mezcla de chocolate, azúcar y aceites aromáticos. Papeles china con mariachis, campesinos, cráneos, bailarines, niños y señoras de sociedad.

1391790_10151742002640893_1097362773_nEs entonces cuando encontrar esqueletos comprando en la papelería, comiendo a lado de nosotros en ese restaurant, besándose afuera del cine o tomándose fotos; es algo completamente normal.

A esta fiesta están invitados todos. No se excluye ni siquiera por detalles tan insignificantes como el estar muerto. Pero, como en todas las fiestas, nunca falta aquella chica que pretende mostrar que hasta en la muerte hay niveles.

 No sé cuál sea su experiencia pero en la mía, estas chicas que buscan sobresalir en las fiestas tan solo con su apariencia; no suelen ser lo que son. En México tenemos el mismo problema, a nuestra fiesta de los muertos ha empezado a aparecer un personaje vestido con ostentosos vestidos y sombreros llenos  de encaje.

Este personaje, conocido como “La Catrina”, se ha vuelto parte de la fiesta de los muertos.  A simple vista la Catrina parece tenerlo todo: viste a la última moda europea del siglo XIX, su caminar es elegante y seguro todos los caballeros de la alta sociedad la invitan a salir…Pero la verdad es que la Carina fue un personaje creado por Jo sé Guadalupe Posadas, para burlarse de las “Garbanceras”

Estas mujeres, las cuáles fueron inspiración de Posadas, se trataban de las mujeres que vendían garbanzos en los mercados. Tenían sangre indígena pero renegaban de su raza y cultura, pretendiendo ser europeas, españolas o francesas.

De esta manera, Posadas inmortalizó a estas mujeres que pretendían ser, en una de las imágenes que ahora no puede faltar en la celebración de los difuntos.

482419_10151742059595893_1856099964_n (1)

Pero nuestra “Catrina garbancera” ni en la muerte puede dejar de pretender ser quien no es. Ya que se aparece en papeles picados y concursos de disfraces, pretendiendo estar viva, aunque sus huesos la delatan. Este elegante esqueleto, en realidad, se trata  de un cadáver a mitad del proceso de descomposición.

La descomposición es un proceso tan común como la vida y la muerte. En realidad es el camino que tenemos que recorrer desde que dejan de funcionar nuestros órganos hasta que no somos más que a forma más simple de materia.

La Catrina, como todos los muertos, atraviesan por 5 etapas hasta la descomposición. El primero es el “fresco”, que es cuando el corazón recién acaba de dejar de latir. La sangre ya no circula por las venas, se acumula y crea ese color azul que caracteriza a los recién muertos. Los músculos se vuelven rígidos (rigor mortis), el cuerpo se enfría. Y los microrganismos se dan un festín consumiendo todo el oxígeno que se quedó guardado en nuestro cuerpo

Después viene el hinchado (así es, la Catrina fue gorda en algún momento de su muerte). En esta etapa organismos como moscas y algunos microbios empiezan a habitar el cuerpo. Los gases de desecho de nuestro cuerpo como dióxido de carbono y metano, se acumulan, presionan al abdomen y genera hinchazón. Y las bacterias  intestinales transforman  la roja hemoglobina, dejando un cuerpo blanco.

1425734_10151742059855893_192430674_nDe manera que, técnicamente, los vampiros estarían en esta etapa de la descomposición y deberían de ser seres hinchados, con dificultad para mover sus miembros y con gases tratando de salir por todos los orificios de su cuerpo. Pero eso no es nada sexy, así que, quizá por eso prefirieron crear vampiros adolescentes que brillan con el Sol.

La tercera etapa es la putrefacción activa. Aquí se pierde la masa, se liberan los fluidos y se crea una “isla de descomposición cadavérica”. Se licúan los tejidos, y las larvas de insectos se alojan afuera del cadáver.

En la cuarta etapa, la putrefacción avanzada, ya casi no hay insectos. Pero empiezan a abundar los nutrientes que aportamos al suelo, como fósforo, potasio, calcio y magnesio

Finalmente  el cuerpo se reduce a un “saco de huesos”, que es la quinta etapa. Se llama seco o de restos y es aquí donde se secan los tejidos blandos y queda solo el cuerpo esqueletizado.

Es esta etapa la que representa en todas las culturas a la muerte; sin embargo, el proceso no termina ahí. De ser así habría esqueletos por todo el suelo, pero en realidad, esta etapa es la penúltima pues existe otra en la cual no queda resto alguno de nosotros.

Y es que quienes conozcan la frase de la Biblia “Polvo eres y en polvo de convertirás” debe saber que técnicamente no acabamos como polvo, sino como nutrientes sueltos que se integran al suelo y le dan de comer a las bacterias que viven ahí. Pudiendo así, empezar de nuevo la cadena alimenticia

Así que nuestra Catrina es medio de sociedad, está medio muerta, pero eso sí; está completamente puesta para la fiesta.

Y aunque quizá al inicio no era más que un grabado que se burlaba de las que querían de ser de sociedad, hoy ya es famosa en todo el mundo por representar la alegría con la que se puede celebrar a la muerte y la vida. Y si la “Catrina” Nos cobrara derechos de autor, lo más seguro es que a estas alturas ya pudiera ser esa “dama de sociedad” que siempre quiso ser

Fotos propiedad del Museo Dolores Olmedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s