El día que mi teléfono murió

Por Graciela Sánchez

5 minutos para iniciar el concierto. Dos boletos (carísimos por cierto) en la mano. Llevas 2 horas  formado y ahora solo 3 personas te separan del concierto de tu vida…

Ya te estas preparando mentalmente para ser manoseado por los elementos de seguridad cuando caes en la cuenta… ¡Tu acompañante no ha llegado! ¡No puede ser que sea tan impuntual! ¡Hasta lo citaste una hora antes porque sabes que cree que llegar 30 minutos después, es llegar a tiempo!

sioux

En otra época te hubieras vuelto loco de la desesperación, o incluso de la preocupación; uno sabe que esta es la ciudad donde todo puede pasar… Pero tú no, tú tienes un aliado perfecto, la solución a cualquiera de tus problemas en un bolsillo de tu pantalón.

Sacas inmediatamente tu celular, y te dispones a marcar su número cuando aparece el mensaje más terrorífico de esta época ¡Batería baja!¿Cómo, si lo pusiste a cargar apenas hace 3 horas? Y… tu celular ha muerto

Después de eso nada en la vida tiene sentido. Ha dejado de importar el que tu acompañante se haya quedado afuera (eso pasa por impuntual), ya da igual si el policía de la entrada te quita la botella de agua que escondiste estratégicamente en tu chamarra. Incluso no notas que te ha tocado estar hasta el frente del escenario.

Finalmente ha terminado el evento, todos empiezan a salir del lugar y tú… Bueno, tú sigues en estado zombie desde que supiste que tu celular ya no funciona. Escuchas las voces de todos, dicen que fue el mejor concierto de la banda, que ese concierto va a pasar a la historia… Pero tú no has oído una sola canción, todo el tiempo estuviste tratando de revivir a tu celular que, de manera oficial, está descompuesto

Algunos dirían que es ridículo que dejaras de vivir el mejor momento de tu vida solo porque un pequeño aparato tecnológico ha dejado de funcionar. Pero en realidad, tú te sientes amputado, como si se hubieran robado un trozo de ti, como si te hubieran arrancado un brazo. Sientes que están pasando cosas importantes y tú estás siendo excluido de ellas.

sioux2

Pero ¿porqué es que nos deprimimos tanto al quedarnos sin teléfono celular?. La primera palabra que nos vienen a la mente es adicción y, es cierto. Ericsson ConsumerLab, un psicólogo, dice que somos tan dependientes del teléfono de manera que sin él “no podemos lidiar con nuestras rutinas diarias”.

Igual que los que dejan las drogas, al abstenernos del teléfono nuestro cuerpo responde con problemas físicos y psicológicos como ansiedad, palpitaciones y sudoración excesiva.Y la razón de porqué nos volvimos adictos a una pantalla lcd es porque su uso nos causa placer, aunque es a través de mensajes, comentarios y fotos de nuestros amigos

En el caso de drogas como el alcohol y los psicotrópicos, al consumirlos; envían señales a los neurotransmisores, que son sustancias químicas. Estas sustancias trasmiten las señales nerviosas a neuronas continuas.

En el caso de las drogas, la emisión de transmisores es intensificada, provocando grandes o pequeñas cantidades que entran entre las neuronas. Los transmisores son imitados, y la droga se adhiere a los mismos receptores naturales de las neuronas

El cerebro es flexible, el contacto entre las neuronas es creado y destruido siempre. La adicción a las drogas se produce cuando envían señales al cerebro y esas señales te hacen sentir bien. El ansia por las drogas, y por tu teléfono,  surge cuando recuerdas eso sentimientos y quieres experimentarlos nuevamente

Aunque cuando de móviles se trata, el problema no es consumir teléfonos, sino la conducta que tenemos al usarlos.

Pues se acaba el mundo frente a nuestros ojos con un celular en nuestras manos. Y ni los amigos, ni la banda que nunca habías visto, incluso ni el hambre ni la sed, te pueden quitar de él

Y aunque te parezca que sin celular no se puede sobrevivir, apágalo un rato. Sal y descubre que la vida sigue más allá de los muros de facebook de tus amigos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s