El lazo de los amantes

Por NETA!

Finalmente nuestras voces se unen para gritar de placer al mismo tiempo. El éxtasis  ha sido alcanzado y ahora tu cuerpo cae sobre el mío, completamente satisfecho.

erotismoNuestros músculos se van relajando mientras escucho como nuestros corazones empiezan a recobrar su marcha normal. El reloj empieza a correr nuevamente y mi cuerpo flota sobre la cama, satisfecho.

Si fueras un amante más, ésta sería la señal que indicaría que debes partir. Serías solo la satisfacción del momento y nunca deberías involucrarte más. Entonces, mientras viera como te vistes, trataría de llenar el hueco de amor que habrías dejado pero que no tendrías derecho a llenar. Después de todo, los amantes no se abrazan.

Pero no es tu caso. Tú eres más que un amante y lo sabes. Eres mi compañero de vida, mi cómplice; y nuestras caricias son el idioma que grita, con el tacto, todas las palabras que aún no han sido inventadas. Y hacer el amor es nuestra manera de conversar sobre eso que sentimos, pero es el abrazo que le sigue lo que hace la conversación completa.

Sabes que esos abrazos, desnudos y con la respiración agitada; son solo tuyos. Tú piensas que es la manera en la que nos unimos, afianzamos lo que sentimos. ¡No tienes idea de cuanta razón tienes!

20070706165742-abrazo

Son esos abrazos a través de los cuales liberamos oxitocina, la sustancia del cuerpo que nos hace sentirnos  uno parte del otro. A los amantes no se les abraza después para no liberar esa sustancia, para no sentir apego a ellos. La oxitocina es el lazo que une al amor a través de la piel…

Tus brazos rodeándome cortan mis pensamientos. Mientras mi cabeza se acomoda en tu pecho, voy recordando todos y cada uno de nuestros abrazos. Los alegres abrazos de nuestros sueños y metas cumplidos. El fuerte y sanador abrazo de cuando falleció mi abuela, o mis brazos rodeando tu desconsolado cuerpo, cuando creías que la vida se te escapaba.

Las más tristes y alegres historias han sido contadas, pero han sido esos brazos los que lo han sanado todo.

Han liberado serotonina, endorfina, y le han dicho a nuestro cerebro que todo va a estar bien; que somos capaces de dar afecto y de tener ternura en nuestro cuerpo.images (4)

Dicen que después de hacer el amor se siente plenitud y felicidad pero si después de ello me abrazas ¿será la razón por la cuál siento que floto en una nube, mientras mis miedos, mis temores y mis angustias desaparecen? De cualquier modo no es momento de pensar. Has relajado mi cuerpo, tus brazos arrastraron los niveles de cortisol que me generaban estrés. Y en ese momento mi cuerpo decide abandonarse al calor del tuyo; y aunque sea por este momento, cierro mis ojos y me recuerdo que mientras me abraces, todo va a estar bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s