Acné ¿cosa de adolescentes?

Por Atomic Zar

El acné no es “cosa de adolescentes” es una condición cutánea que puede afectar a personas de cualquier edad. Durante la adolescencia es más común debido a los cambios hormonales y a otras causas. Sin embargo al pasar la adolescencia no hayninguna garantía que el acné se curará.

acne-mirrorNuestro cuerpo está recubierto por piel y esta conforma la primera línea de defensa contra las bacterias que están presentes en el ambiente. Otra parte de esa defensa consiste en la capacidad de expulsar productos de desecho a través de la sudoración. Para preservar está cubierta en buen estado, nuestro organismo la mantiene lubricada, a fin de evitar quebraduras que podrían ser puertas de ingreso para agentes infecciosos.

Esta lubricación se logra a través de las secreciones de nuestras glándulas sebáceas, que están distribuidas en toda la superficie corporal. Debido al profundo efecto que tienen nuestras hormonas sobre el metabolismo celular, al momento del despertar puberal el cuerpo recibe un impacto hormonal que lo pone a funcionar como nunca antes lo había hecho, y comienza todo el desarrollo que lo llevara a la adultez, mediante la maduración de los sistemas que en su mayoría tienen que ver con la reproducción.

Ese “despertar” hormonal provoca alteraciones profundas en las diversas glándulas endocrinas y exocrinas (estas últimas, son las que vierten sus secreciones hacia el exterior), entre las que se encuentran las glándulas sebáceas. Cada organismo actúa en forma diferencial frente a este cambio y en respuesta influyen no solo los sistemas hormonales sino a la genética y las costumbres (por ejemplo, las alimentarias).

sintomasdelacneEste exceso de actividad sebácea puede ir acompañado de un colapso de los poros, que impide la salida de esas secreciones y por consiguiente provoca una retención de sustancias toxicas, e incluso de las que pueden depositarse sobre nuestra piel desde el exterior, como las bacterias.

Nuestro cuerpo entonces trata de defenderse y, en este intento, nuestro sistema inmune envía al ataque que las líneas de defensa (en forma de células). Mucha de ellas muere en el camino, formando lo que conocemos como pus. Si este ataque adquiere mayores proporciones, un simple “granito” puede convertirse en acné y traer consecuencias estéticas más profundas.
Una dieta balanceada, una vida saludable y una buena higiene personal reducen en gran medida la aparición de esos granitos, aunque, por supuesto, no siempre podremos escapar a nuestro condicionamiento genético.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s