Krakatoa: Una erupción de proporciones apocalípticas

Por Jorge Alberto Vargas Bazán

Todos sabemos lo efectos devastadores que puede tener una erupción volcánica, a pesar de  seguramente nunca haber presenciado una, sin embargo, nos damos una muy buena idea gracias a esa cagita mágica que llamamos televisión y a la gran imaginación de los productores de películas hollywoodenses.

No obstante, hay ocaciones en las que los efectos de las catástrofes naturales van más alla de lo que podemos imaginar. En las siguientes lineas daremos un paseo por uno de los mayores desastres naturales que hayan sido debidamente documentados por el hombre, y veremos que cuando la madre naturaleza se enoja es mejor no estar en su camino si no queremos salir lastimados.

Krakatoa es el nombre que se le da a la zona delimitada por las islas de Sertung, Panjang y Ranaka ubicadas entre las islas indonesas de Java y Sumatra, en el Estrecho de Sunda (figura 1), del mismo modo se le llama así al volcán que se encontraba ubicado al centro de estas tres islas.

El Krakatoa es conocido por haber provocado una de las mayores erupciones jamás registradas. La fuerza de la explosión fue tan grande que destruyo dos terceras partes de la isla y pudo ser escuchada en un 10% de la superficie terrestre.

Antes de hacer erupción en 1883 krakatoa era una isla deshabitada con tres picos dentados cubiertos de vegetación, formaba parte de las indias oxidentales neerlandesas y era un centro de comercio internacional.

Los minerales y especies indonesias atraían a muchos comerciantes, periodistas y geólogos occidentales, sus reportes de primera mano cuentan  lo que paso antes y durante la erupción del Krakatoa, puesto que hoy en día ya no hay nadie que recuerde nada sobre la erupción del volcán.

La primera pista que debieron de haber percibido  los habitantes de las zonas aledañas al Krakatoa fueron los temblores de mayo de 1883 que se llegaron a sentir en Batavia, la capital,  a200 kilómetrosde distancia.

Más tarde el 20 de mayo de 1883, uno de los tres picos del Krakatoa hizo explosión lanzando una columna de cenizas a un altura de cientos de metros, sin embargo, poco después la actividad pareció cesar.

Figura 2

Por seguridad el gobernador de las islas occidentales neerlandesas mando a un grupo de geólogos a explorar, estos encontraron que aún había una gran actividad volcánica.

100 días después de la primera explosión el volcán entró en su fase final de erupción, a la una y seis minutos del 6 de agosto, los tres picos hicieron erupción al mismo tiempo lanzando ceniza y humo a una altura de27 kilómetros.

Por último el 27 de agosto de 1883 los tres cráteres del Krakatoa hicieron erupción durante más de 14 horas, entonces en algún momento entre las 5:30 y las 10:02 de la mañana el país ensordeció por 4 explosiones gigantescas, el sonido fue tan grande que se escucho a mas de3000 kilómetros de distancia en el desierto australiano cerca de Perth (Figura 2).

La tercera erupción emitió el ruido más ensordecedor jamás registrado en la historia, equivalente a  2000 megatones de dinamita el equivalente a 13 mil veces el tamaño de la bomba de Hiroshima.

La explosión final provocó un tsunami de más de42 kilómetrosde altura. Se sabe que un barco fue desplazado más de tres kilómetros y medio hacia el interior. La erupción redujo la isla de Krakatoa a un tercio de su antiguo tamaño, enviando gigantescas olas a las costas asiáticas.

Piedras gigantescas cayeron a más de185 kilómetrosde distancia, y la ciudad de Jakarta se vio sumida en una total oscuridad debido a la nube de cenizas que provoco la explosión. El saldo final fue de cerca de 36 mil personas muertas. La mayor parte de la gente no murió por la explosión sino por el flujo piroclástico (Figura 3) que generó gases tan calientes que al ser inhalados les destrozaron las vías respiratorias y los pulmones.

Y aunque el Krakatoa desapareció hundido en el mar hace más de cien años, el peligro sigue presente. En 1927 un nuevo volcán resurgió en el oceano en donde originalmente se encontraba el Krakatoa, a este nuevo volcán se le hace llamar el Anak Krakatoa – el hijo de Krakatoa– (Figura 5) y crece a una velocidad impresionante.

Actualmente tiene una altura de320 metrosy crece a una taza de4 metros al año lo que lo convierte en uno de los volcanes más jóvenes y de más rápido crecimiento en el planeta. El Anak Krakatoa es considerado uno de los volcanes más peligrosos del mundo, la posibilidad de que vuelva a entrar en erupción son altas, poniendo en riesgo a cerca de 1 millón de personas que viven en Java y Sumatra a menos de80 kilómetrosdel volcán.

Figura 4
Figura 5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s