El fin de los tiempos

Por Jonathan González

Fotos originales de Pedro Zeha

Desperté esta mañana con muchas ganas de hacer algo nuevo. Toda la gente habla del fin del mundo, los mayas resultan ser los culpables de un hallazgo de tal magnitud; otros tantos dicen que los sismos son simulacros de lo que realmente se avecina. Huracanes, inundaciones y un sin fin de situaciones que nos hacen pensar que diciembre son realmente los últimos días sobre la faz de la tierra.

Foto original de Pedro Zeha https://www.facebook.com/pedro.zeha.fotografo

Mientras tanto los productos referentes al tema del fin del mundo se venden como pan caliente. Parece increíble que existan discos compactos que tengan las 100 canciones que debes escuchar antes de que este globo sea suprimido.

Los autores de libros observaron una gran oportunidad de hacer dinero ¡con decirles que existen manuales sobre como afrontar esta situación del fin de los tiempos!

Viene a mi mente una película bastante mala, pero que puso en alerta a la gente, El día después de mañana. Algo me lleva a imaginar que las personas viven aterrorizadas en este momento gracias a filmes como ese.

A tal grado de las excentricidades que puedes adquirir tu búnker por medio de eso que llaman Internet, para poder afrontar decorosamente estos tiempos difíciles.

Muchas dudas atacan mi mente: si el fin del mundo esta a días de llevarse acabo ¿ por qué las personas abarrotan las tiendas departamentales llenando sus carritos de compras con todo aquello que no necesitan? y todo con el pretexto de que en este “Buen fin”  los descuentos son fabulosos.

Los individuos salen con pantallas de 32 pulgadas, la aspiradora, el refrigerador, la mesita de centro, un gimnasio de lujo (por aquello de que hay que estar en forma) y claro no puede faltar el video juego para pasar estos últimos días en familia.

En verdad no logro terminan de entender como es que funciona la lógica de este fin del mundo.

Foto original de Pedro Zeha https://www.facebook.com/pedro.zeha.fotografo

Recuerdo que la semana pasada observe por el televisor un caso en que en verdad me hizo sentir escalofríos: un hombre devoró a mordiscos el rostro de un indigente y ¡lo atacó a plena luz del día! ¿Los zombies se han escapado de las películas de terror?  Todo apunta a que el hombre que devoraba estuvo bajo los efectos de un nuevo tipo de LSD llamado “Sales de baño”.El atacante tenía en su organismo 250 libras (113 gramos) de las alucinógenas “sales”, cuando el promedio por dosis es de 150 libras (68 gramos). “Es una droga extremadamente fuerte. Se necesitaron seis oficiales de seguridad para controlar a un hombre bajo sus efectos”.

Las sales contienen químicos parecidos a la anfetamina, como metilendioxipirovalerona (MDPV), mefedrona, y provalerona. Son mencionadas como una “droga de diseño de la clase fenetilamina” por la agencia antidrogas estadounidense

Las sales de baño son vendidas como “sustitutos de cocaína” o “LSD sintético”.

Cuando la droga llega al cerebro, los efectos incluyen la producción de sentimientos de empatía, estimulación, atención, euforia, exaltación sensorial y alucinaciones. Otros efectos reportados incluyen aceleración del ritmo cardiaco, presión sanguínea alta, y sudoración.

Intensos ataques de pánico, psicosis, y un deseo fuerte de usar la droga de nuevo.

De verdad yo no entiendo a estos humanos. Entre que su mundo esta apunto de acabarse y ellos insisten en destrozarse (o comerse literalmente) yo me preocupo por que mi plato este lleno de croquetas, y pueda perseguir mi cola libremente. MIientras mi amo regresa de su “buen fin”  iré a buscar mi hueso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s