La calle deTacuba

Por Jothan Balderas

(Segunda parte)

La calle cambia de nombre a Avenida Hidalgo al cruzar el Eje Central Lázaro Cárdenas. Se aprecian, por un lado, el Palacio de Bellas Artes y la Alameda Central, y por el otro el Teatro Hidalgo y más adelante, la Plaza de la Santa Veracruz.

 Esta plaza es un autentico oasis en medio de la ciudad, su hundimiento con respecto a la avenida parecen crear un aislamiento del ruido que convierte al lugar en un sitio muy acogedor.

tacuba2.1

Foto original de Jothan Balderas

Cuenta con dos iglesias, una de ellas es la Iglesia de San Juan de Dios, construida a inicios del siglo XVIII, aquí se adora a San Antonio de Padua, el último recurso de los solteros y corazones rotos, los jóvenes entran a este templo con un listón rojo en la muñeca que depositan en el altar para pedir por el amor de sus vidas.

A un costado se encuentra el museo de Franz Mayer, ocupa el edificio que fuera parte del hospital de San Juan de Dios. Cruzando el Primer Callejón de San Juan de Dios está el Museo Nacional de la Estampa. En la plaza podemos encontrar una estatua del escritor ecuatoriano Benjamín Carrión simulando jugar ajedrez. Finalmente encontramos la Iglesia de la Santa Veracruz, construida en 1586, demolida y reconstruida en 1729, aquí yacen los restos de Manual Tolsá. Es en este lugar donde cuenta la leyenda que en las noches se aparece un monje con la cabeza totalmente cubierta y una soga, pidiendo a los transeúntes que le den 80 latigazos, sólo para desaparecer con quien se atreva a golpearlo.

tacuba2.2

Foto original de Jothan Balderas

 Crispín González Bretón era un monje lego y un muy talentoso escultor. Un día le encargan la escultura de una Virgen, él realiza casi todo el trabajo pero al llegar al rostro se da cuenta de que olvidó como es el rostro de la virgen. Tiempo después, entre los feligreses que asisten a misa, ve a doña Catalina, cuya belleza deja impactado. Decide colocarle el rostro de la mujer a la escultura de la Virgen. Cuando doña Catalina se da cuenta, alagada en su vanidad, decide invitar a su casa al monje. Sobra decir que caen en pecado y son juzgados y condenados a muerte, el monje además es condenado a 80 latigazos antes de ser ejecutado. Nadie sabe cómo, pero el monje se escapa por un túnel que va desde la iglesia hasta lo que hoy es el hemiciclo a Juárez, llevándose el cadáver de su amada. No se supo más de él, hasta que su espíritu comenzó a rondar la iglesia pidiendo ser castigado. Se cuenta que un tipo llamado Bernáldez acepta darle de latigazos y su cuerpo fue hallado al día siguiente recargado contra el muro sur de la iglesia. Dicen que aún ronda por ahí. ¿Será?

tacuba2.3

Foto original de Jothan Balderas

 Frente a la Alameda y en la esquina con Reforma se encuentra el Hotel de Cortés. Un edificio de principios del siglo XVII. En 1780 se adecuó el edificio tal y como es hoy y se llamó Hostería de Santo Tomás de Villanueva. En la facha se encuentra una imagen de Santo Tomás. No se sabe qué función tuvo a finales del siglo XIX y principios del XX pero se especula que fue vecindad. Se dice que en este lugar nació uno de los actores y cómicos más reconocidos y queridos del país, Tin Tan.

Del otro lado de Reforma, justo en la esquina con la calle Zarco, hay un pequeño altar, cuyo origen resulta muy curioso. El 1 de junio de 1997, en el pasillo de acceso al metro de la calle antes mencionada, apareció, producto de la erosión de una filtración de agua, una mancha en el azulejo del suelo. Los locatarios que laboraban cerca de ahí, en un caso de pareidolia, ven en esa macha a la Virgen de Guadalupe. Inmediatamente los mares de files comienzan a llegar, para evitar la obstrucción de la entrada, el azulejo fue retirado y colocado en un nicho a la salida del metro, en donde se encuentra hasta el día de hoy.

Creyéndose protegidos por la oscuridad, avanzando lo más rápido que les permite su pesado cargamento, los españoles escapan de la ciudad. Cruzan los canales con un puente que cargan los guerreros tlaxcaltecas. Pasando el cuarto canal, llamado Mixcoatechialtitlan, una anciana que ha salido a recoger agua del canal los descubre. “–Mexicanos… ¡Andad hacia acá, ya se van, ya se van traspasando los canales vuestros enemigos!… ¡Se van a escondidas!…” También se dice que subió al templo de Huitzilopochtli y gritó: “–Guerreros, capitanes, mexicanos… ¡Se van nuestros enemigos! Venid a perseguirlos. Con barcas defendidas con escudos… con todo el cuerpo en el camino.”

Inmediatamente cientos de guerreros mexicas atacan a los españoles. Estos se defienden y aceleran el paso. Una batalla cruenta, muertos en ambos bandos. Pero cuando los españoles llegan al Canal de los Toltecas (Tolteca Acaloacan) ocurre una verdadera masacre, la mayor parte de los españoles y sus aliados tlaxcaltecas caen muertos y se pierde aproximadamente el 90% de los tesoros que cargaban.

tacuba2.4

Foto original de Jothan Balderas

 Después de la caída de Tenochtitlán, uno de los sobrevivientes de aquella masacre, Juan Tirado, levanta una pequeña capilla para conmemorar el hecho. Esta capilla se ubicó en el sitio donde se dieron los acontecimientos, el canal Tolteca Acaloacan. Posteriormente, Hernán Cortés, mandó edificar una iglesia en ese mismo lugar para celebrar la toma de la ciudad, que ocurrió el 13 de agosto de 1521. Y ya que el 13 de agosto es el día de San Hipólito, la iglesia levantada fue dedicada a este santo. Su edificación concluye a fines del siglo XVII.

Dentro de los mismos terrenos del templo, se ubicó el Hospital San Hipólito, dedicado a tratar a los enfermos mentales. Este Hospital fue fundado por Fray Bernardino Álvarez en 1567. Bernardino fundó hospitales en distintas ciudades, pero se sabe poco de su origen.

Cuenta la leyenda que don Bernardino llego a la Nueva España, a la edad de 20 años, escapando de deudas con la ley y viejos amores. Ya en tierras lejanas su comportamiento no cambió. Su madre lo siguió hasta estas tierras y trato de convencerlo de convertirse en un hombre de bien, le hizo jurar que cuando cambiara irían juntos en una procesión a dar gracias a Dios, Bernardino aceptó. Pero lejos de cambiar, con una pequeña fortuna que le regalo una amante, Bernardino se fue a Perú a iniciar una nueva vida.

tacuba2.5

Foto original de Jothan Balderas

En Perú se dedico a estafar y robar a la gente, acumuló gran riqueza y vivió entre lujos y amantes. Un día llegó una carta de su madre, nunca se supo qué decía la carta, pero fue suficiente para hacerlo cambiar, regaló su fortuna entre los más necesitados y regreso a la capital. Al llegar descubre que su madre había fallecido sola y abandonada. Bernardino se dedica a ayudar a la gente humilde hasta sus últimos días. En 1666 ante el impacto y horror de los presentes, una pareja de fallecidos descarnados se aparecen en el tempo de San Hipólito, eran Bernardino y su madre, cumpliendo su promesa. Se dice que después de que fray Tomás de Orantes los confesó, la pareja se desvaneció en las calles de la ciudad.

El edificio que vemos hoy, en el número 107, justo a un lado de la iglesia, fue construido en 1739 e inaugurado en 1777, durante el siglo XIX fue hospital militar, cuartel y escuela de medicina. Finalmente en 1910 fue demolida una parte para darle paso a la calle Héroes. Los enfermos que aún se encontraban en el hospital fueron transferidos al recién construido hospital de La Castañeda.

tacuba2.6

Foto original de Jothan Balderas

 En el cruce con la Avenida Guerrero, se encuentra el templo de San Fernando, construido en 1735 y justo a un lado, casi escondido, está el Panteón de San Fernando también conocido como Panteón de Hombres Ilustres. Aquí descansan los restos mortales de Benito Juárez, su esposa Margarita Maza, Francisco Zarco, entre otros. Aquí también fueron enterrados Ignacio Zaragoza, Vicente guerrero y Francisco González Bocanegra, entre varios otros que fueron trasladados a otros lugares (Zaragoza ahora se encuentra en Puebla, Guerrero en el Ángel de la Independencia y González Bocanegra en el panteón de Dolores, en la Rotonda de los Hombres Ilustres junto a Jamie Nunó).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s