Espectador pasivo

Por Gabriela Ledesma Córdova

Pareciera fría, sola y sin un suspiro de vida. Un rincón más de una enorme construcción donde el tiempo pasa alargando segundos y acortando horas.

familia-jovenes-comienzan-fumar_PREIMA20100921_0196_5Sin embargo, en aquella banca no sólo se acumulan polvo y colillas de cigarros, sino miles de historias, de besos, charlas, lágrimas y carcajadas;  resultado de la desgracia de algún desafortunado que haya sido marcado por una paloma.

Dicen que las paredes oyen, y sin duda, si también hablaran. Ese muro manchado tendría miles de cosas que contar; las confesiones entre amigas, las maldiciones a los profesores, las infidelidades cometidas e incluso, hasta detallar las caricias que a cualquiera podrían sonrojar. No importan las generaciones ni los años que han pasado. Las situaciones son las mismas. El escenario no cambia, sólo el reparto.

“Los mejores recuerdos son los que se viven en la escuela”, dicen. Y sí, las historias que siempre contarás son aquellas que pasaste en tu etapa de estudiante, pero no en los salones de clase. No las que se encierran en cuatro paredes sino en las que un cigarro era tu fiel acompañante. El que calmaba tus nervios, tus corajes y con un poco de nicotina disfrazaba tu hambre activando un conjunto de neuronas en cierta parte del hipotálamo el cual engaña al cerebro haciéndolo sentir satisfecho.

Foto1468 (1)Lo malo, es que los kilos que se fueron junto con el humo y nuestras historias, los recuperábamos de inmediato saldando las penas con la levadura de una cerveza la cual, sola no hace daño, pero juntándola con nuestros malos hábitos de estudiantes, es la culpable de “la curva de la felicidad”.

Así es que en esa banca, la cual pareciera un lugar común, un punto de encuentro para matar clase, ¿cuántos han sido víctimas y victimarios de aquella sombra que incita a la infidelidad de muchos?, ¿cuántas penas y alegrías tendrá entre cada una de sus grietas?

Al final, eso no importa, porque seguirá siendo sólo un escenario sin telón, pero con miles de actores quienes repetirán sus libretos sin ensayar su presentación.

 

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s