¿Salud es belleza?

Gabriela Ledesma

Hoy,  saliendo del trabajo decidí darme u na vuelta por una plaza comercial, distraerme un rato y olvidarme de las presiones. Iba disfrutando de un heladito (light por supuesto, para cuidar la línea), admirando los aparadores; vestidos, zapatos, blusas… Y de pronto, un olor riquísimo me atrajo y no tardé mucho en identificar el local del que se despedía esa fragancia tan dulce. Me acerqué un poco y en la tienda había cientos de perfumes, de todos tamaños, colores, olores y precios por supuesto.

También había miles de botelliSuperglass de Mactas de colores pastel, fluorescentes, con brillitos, krakelados, estampas y todo lo necesario para que tus uñas combinen a la perfección con tu ropa. ¡Qué decir de los labiales! Había tantos que no sabía cuál elegir: sabor coco, fresa, naranja, como diez tonos de rosas, los que duran 24 horas, los que hacen magia y tus labios se ven bien Angelina Jolie, en fin, para todos los gustos, pero con una cosa en común: el plomo que contienen.

¿No sabías? ¡Sí! Algunos  labiales que utilizas y que te hace ver con una boca tan besable, contiene plomo, éste tóxico que, obviamente, es nocivo para la salud;  ya que puede ocasionar desde póstulas y costras en los labios, hasta esterilidad. Y no, no debe preocupar sólo a las mujeres, sino también a los hombres, puesto que ellos son quienes nos piden que le demos un poco de color  a nuestra sonrisa.

Seguía caminando por la tienda y me encontré con un gran catálogo de sombras para ojos, las tonalidades eran hermosas, las combinaciones eran infinitas y sus daños también. Desgraciadamente, detrás de todos esos colores que dan “luz y brillo a tu mirada”, hay pequeñas cantidades de óxido de hierro, que combinamos con el mercurio que contiene el rímel y el ácido del delineador.

Sin duda, la belleza cuesta, pero ¿qué tanto nos exponemos a vernos guapas diariamente? Es inevitable esombra-de-ojos-rosada-con-floresl querer lucir coquetas para nuestros novios. Para salir de antro o el usar un perfume que haga voltear al chico guapo que nos quita el aliento. Pero, también es importante cuidar nuestra piel.

La verdad quería comprar tantas cosas, pero preferí llegar a mi casa y consentir mi cara con una mascarilla de avena con yogurt, digo, los “consejos de la abuela” siempre funcionan y son mucho más económicos. Además, ¿has escuchado que no hay mejor maquillaje que una sonrisa? O mejor aún, dile a tu chico que te muerda los labios y verás que el rojo y el efecto de colágeno no se te quitará por unas horas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s