Mentiras piadosas

Por Ana Lilia Chávez Maturano

Aún es de madrugada cuando un ruido casi imperceptible abre los ojos emocionados de miles de niños, es momento de saltar fuera de la cama y correr para ver a los Reyes Magos. Como cada año, fueron inútiles los intentos, los reyes se han ido sin dejar rastro, pero los regalos están ahí y con ellos toda la ilusión y alegría de los pequeños que reciben sus juguetes con la sonrisa en los labios y la magia en la mirada.

reyesLos padres se pasan la vida diciendo a los hijos que mentir está mal, sin embargo, los engañan por años acerca de la existencia de estos seres mágicos que traen juguetes a los niños buenos. ¿Es válido engañarlos de esa forma?

La Real Academia de la Lengua define la mentira como una expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa. Mientras que a la verdad la define como la Conformidad de las cosas con el concepto que de ellas forma la mente. Entonces, ¿es en realidad una mentira si los niños realmente creen en los reyes magos?, ¿es tan malo ilusionarlos con una mentira que los hace felices?

Este tipo de fantasías no sólo perpetuán la cultura y tradiciones sino que les ayudan en su desarrollo: fomentan la imaginación y promueven la creatividad. No se trata de alejarlos de la realidad y sumergirlos en un mundo ficticio sino de permitirles crear sus propias ideas.

reyessCon la edad, los niños comenzarán a dudar y sacar sus propias conclusiones. Todos nos enteramos en algún momento de la verdadera procedencia de los regalos que encontrábamos cada 6 de enero en casa. Algunos encontraron a sus padres colocándolos bajo el árbol, a otros se los contaron los amigos o profesores. El golpe con la realidad fue duro pero no provocó más allá de una desilusión fácilmente superable, por el contrario nos regaló los mejores recuerdos de la infancia.

Las mentiras se descubren tarde o temprano y este mundo de adultos está plagado de ellas, nos engañamos día a día sin pudor alguno. El mundo de los niños debería estar a salvo de tanta podredumbre  y, sin embargo, se ha contaminado. Una mentira que los aferra a la ilusión, que los llena de magia, de esperanza, vale la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s