¿Y los villancicos apá?

Por Yuquiabe Romero

¿Y los villancicos apá?

Llega la navidad, y en la música suenan los villancicos, “Noche de paz”, “25 de diciembre” o mejor conocida como “Fun Fun Fun “, “Campana sobre campana”, “Ande, ande, ande, la marimorena” de entre las más populares y sólo por mencionar algunos.

El origen de los villancicos proviene en España en la segunda mitad del siglo XV,  compuestas de diversos versos o coplas que contenían en su mayoría canciones amorosa, cuyas temáticas reflejaban la vida en las villas, pero también existen temas religiosos. El compositor más importante de ésta época fue Juan del Encina.

“Villancicos et romances” de Juan del Encina.

El villancico en la iglesia comienza en Granada, España, a finales del siglo XV por el Arzobispado Hernando de Talavera, como parte de los servicios, la eucaristía y las procesiones de la época de navidad a partir del año de 1492.  Aunque se  prohibió ante la iglesia por considerarse vulgar, hasta que Felipe IV volvió a reinstaurarlos.

El villancico fue evolucionando al pasar el tiempo; los compositores importantes del género fueron José Nebra, Cabanilles y Sebastián Durón.  Más tarde, llega esta música hacia diversas partes del mundo como Portugal, Bolivia, Argentina,  México y Venezuela, en donde se da origen a géneros como el “aguinaldo” (música navideña tradicional venezolana) y la “adoración” o música cristiana generalmente utilizada para expresar con júbilo, el amor hacia Dios.

“Mi burrito sabanero” de Hugo Blanco. Aguinaldo venezolano.

 

Para el siglo XVII comenzaban  a escucharse temas pastoriles en donde  se recrean escenarios y se intercalan motivos como pastorelas, entre otros, épicos , en donde se plasma una atmósfera conceptual mediante un género catequético de poco nivel teológico,  y de lenguas y personajes que se mueven en torno al portal de Belén, haciendo uso de recursos teatrales.

Sin embargo, el género se debilita, mas no desaparece, debido al  deterioro artístico que corresponde con un cambio de mentalidad de escritores como el padre Feijoo, que indirectamente y sin pensarlo,  aportaron argumentos en contra del villancico.  Ahora que sabes de dónde provienen los villancicos, ¿Cuáles escucharás esta navidad?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s