Quiero ser viento

Por Ana Lilia Chávez Maturano

 Me gusta estar aquí, tan lejos del piso, de todo, en medio del viento. Siempre he querido ser aire.

No entiendo a la gente que padece acrofobia, que le teme a las alturas. ¿Cómo pueden evitar lugares altos? Dicen que sufren aceleración de la frecuencia cardíaca, sudoración en exceso, respiración dificultosa, dolor en el tórax, mareos, sensación de pérdida de control, escalofríos y aturdimiento. ¿Cómo se puede sentir eso en un lugar cercano al cielo?

No me asusta estar ahora a cientos de metros, no me intimida que no haya protecciones, no le temo a las alturas, no tengo miedo de caer. Me até los zapatos lo más fuerte que pude por si acaso, dicen que cuando caes el cuerpo se contrae y los pierdes.

fotos-precipicio-01-480x518Me fascina la sensación de libertad cuando estoy en medio del viento y ese impulso en mi pecho que me grita que salte, que me precipite al vacio, que deje que mi cuerpo domine a mi mente y sólo salte. Pero la fascinación se convierte en duda, luego me gana la cobardía y me conformo con mirar el paisaje, con sentir el aire y alcanzar la paz de mi mente.

No me da miedo el impacto con el suelo sino el golpe de la realidad que vendrá después, buscarán razones para justificar el suicidio. “Suicidio” esa palabra me da escalofríos, me irrita pensar que dirán: “fue la única solución que encontró a sus problemas”; ni siquiera tengo problemas, sólo tengo ganas de saltar.

No me importa la opinión general pero me duele saber que las únicas personas que me interesan se sentirán culpables, ellos tampoco me entienden. Deberían entender que no quiero morir, que sólo pretendo volar y convertirme en viento. La muerte es el fin de todo, el viento es la libertad en pleno. No veo la razón de mandar mi cuerpo a la tierra si puedo lanzarlo al aire.

A la gente le parece muy complicado aceptar que otros cumplan sus sueños, que elijan la forma en que quieren que termine su vida. ¿Por qué es legal dar vida a otro ser pero no terminar con la propia? ¿Quién es el dueño de mi vida?

Hoy no me siento lo suficientemente valiente para ser libre, tal vez mañana me deje seducir por el aire y lo deje adueñarse de mi vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s