Solo, ahora o nunca

Por David López Lara

Se cumplirá casi una semana desde que terminaron los juegos olímpicos. Todos observamos como los atletas, en sus respectivos deportes, triunfaban o eran superados hasta lograr ser de los tres mejores y obtener una medalla de bronce, plata o la codiciada medalla de oro.

Al observar como se esfuerzan compitiendo, es inspirador para mi y estoy seguro que para muchos de ustedes, y no necesariamente si el deportista es abanderado de nuestro país o no.

Recuerdo como varias personas observaban expectantes la participación de Michael Phelps o bien, mientras me encontraba en una plaza comercial, observaba junto con otros comensales, como desprendía los pies para correr como bólido,  el jamaiquino Usain Bolty lograr detener el cronómetro en 9.63 segundos.

También, resaltar la participación de los diferentes atletas como Paola Espinoza, Aida Román, Alejandra Orozco, Germán Sánchez y los muchachos de la selección de futbol, por mencionar algunos, fueron quienes llevaron la bandera de México arriba del  pódium y algunos de ellos, lograron que varios mexicanos entonaran el himno nacional.

Sin embargo, antes de verlos triunfar y mucho antes de verlos competir, tuvieron que sortear diferentes obstáculos, quizá personales, quizá emocionales. De algo estoy seguro, todos permanecieron en un momento solos, en silencio justo antes de realizar un clavado, empezar a correr, hacer lo que debían de hacer,  en ese momento donde ellos sólo dependen de ellos mismos.

Y con certeza aunque no seamos atletas, hemos experimentado esa sensación de “soledad”, aun al estar rodeado de 20 personas en el metro o en el microbús, nuestra mente junto con todo ese “mundo de ideas” del cual Platón hace referencia, permanecemos durante unos instantes, “solos”.

Con los atletas pasará lo mismo. Un peleador de box se prepara antes de llegar al ring desde su vestidor, le preparan con sus guantes, le dan masaje para relajarlo pero mientras todo eso sucede, el boxeador permanece ausente de toda información exterior a su vestidor, tan sólo conoce lo comentarios de su manager.

Camina sonriente y confiado hasta subir al cuadrilátero, entre las cuerdas, los últimos consejos de su entrenador, choca puños con su adversario y cuando la campana suena.

El boxeador ya no forma parte de la masa enardecida que lo idolatra, de los gritos de su entrenador y mucho menos es parte ya de su familia, su mente está ahora enfocada a ganar, a lograr más puntos, se encuentra solo aun al pelear con otro boxeador que igualmente se encuentra quizá en la misma situación.

Es cierto, la soledad es un tema del psicoanálisis estudiado a fondo y muy criticado desde diferentes punto de vista, desde preguntarse por qué el hombre aun estando condicionado para ser un animal sociable (entiéndase que somos aun animales “racionales”, que este adjetivo a veces, entra en tela de juicio), algunos humanos se sienten solos y creen ser los únicos solos de este mundo, tal vez hasta con un complejo narcisista.

La soledad, es íntima compañera del ser humano, enamorada de poetas, es  también un tema muy recurrido por cantantes. La pregunta que surge entonces es, si todos nosotros compartimos un tiempo y espacio delimitado, entonces ¿seguimos solos?, y si entendemos a la soledad como la ausencia de compañía

¿podemos decir que estamos solos aun existiendo dentro de nuestros cuerpos ciertos parásitos o bien, células vivas que acompañan a nuestro cuerpo?, con certeza puedo asegurar que nuestra soledad es mucho menos que “soledad”, solo estamos inconscientes de nuestro entorno y en el caso de los deportistas, simplemente son conscientes del “ahora o nunca” y nada importa más que ganar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s