Bitácora de amor

Por Jonathan González

Consumo minutos observando fotografías. No cabe duda que esa mirada fue la que me cautivo cuando te conocí.

Charlamos horas sobre lo que nos gusta o disgusta, la lista es interminable. Cambiamos de tema; películas favoritas o bien aquel libro que marcó alguna época en nuestras vidas. Mi madre dice que siempre hay un roto para un descocido. La única pregunta que puedo hacer en estos momentos es ¿Dónde demonios estuviste todo este tiempo?

Yo no creo en eso de las medias naranjas.Este mundo esta lleno de litros de naranja. De tantas mitades que ya han sido exprimidas.

Tengo ganas de ser aire,
y me respires para siempre;  pues no tengo nada que perder.
Todo el tiempo estoy pensando en ti,
en el brillo del sol, en un rincón del cielo.

Un día más la charla se extiende hasta altas horas de la noche. Los temas fluyen y salen de la caja de Pandora. La ilación no es un recurso recurrente entre nosotros, mis nervios me juegan una mala pasada.La química en mi cerebro hace de las suyas.

En la cascada de reacciones emocionales hay electricidad (descargas neuronales) y hay química (hormonas y otras sustancias que participan). Ellas son las que hacen que una pasión amorosa descontrole nuestra vida. Y ellas son las que explican buena parte de los signos del enamoramiento.
Cuando encontramos a la persona deseada se dispara la señal de alarma, y  nuestro organismo entra entonces en ebullición.

A través del sistema nervioso el hipotálamo envía mensajes a las diferentes glándulas del cuerpo ordenando a las glándulas suprarrenales que aumenten inmediatamente la producción de adrenalina y noradrenalina (neurotransmisores que comunican entre sí a las células nerviosas).

Te dedico la canción que creo es perfecta  para el momento tu solo atinas a dar las gracias por el detalle.

Y llegaste un día de repente,y míranos ahora aquí

quien nos hubiera imaginado así.

   completamente diferentes,desde los pies a la nariz,

nunca pensé llegar a coincidir.

                                Pero el destino pudo mucho mas, y quiere mas.

No cabe duda que te quiero amar, te voy a amar.

Hemos coleccionado horas de convivencia a lo largo de estos meses  como si fueran estampillas  de lo sucedido. Imágenes van y vienen dentro de mi cabeza.

Por fin te conectas. Nos decimos cuanto nos queremos y extrañamos. Es muy claro que en esto ya no existe marcha atrás.

Me platicas las actividades que realizaste este día. No cabe duda que eres una chica muy ocupada. Intercambiamos impresiones sobre partidos políticos, deportes y un poco de esto y aquello.

Recuerdo el fragmento de un poema que supongo el autor nos tomó de inspiración  y no le cobramos ni un centavo de regalías por espiar nuestro idilio.

Nos despedimos de nueva cuenta la noche cubre nuestros pensamientos, te encontraré de nuevo en mis sueños.

  Yo solía pensar que  sabía quien eras tú

no sabía que dentro de ti yo iba encontrar la luz

no sabia que existía un mundo así

no sabía que podía ser tan feliz

Y la vida pasaba de largo vacía sin emoción

no había nada flotando en el aire abrazándome el corazón

y llegaste tú y el mundo me abrazo

y llegaste tú y el mundo se paro.

Creo tener una ligera idea de lo que es estar enamorado. Supongo que te cobrare renta por vivir todo el día en mis pensamientos.La cursilería de la que tanto me llegué a burlar hace presa de mí. Solo pido que las horas no pasen tan rápido el día de hoy al verte.

Tiempo verdugo de este amor. No te presentas a la cita pactada, supongo tus múltiples actividades te impidieron llegar. Pasan los días y no se nada de ti, la nostalgia se apodera de mis pensamientos, paso una tarde más sin ti.

Quisiera poder explicar

como me pude enamorar

de alguien que tan solo es

la voz la letra y nada mas

tal vez no se ha hecho comprender

que sin tocarte puede ser

la historia de un amor que

se nos alimenta el corazón

Corro a prender de nuevo mi PC. Aún no apareces. Espero y esta tarde hagas acto de presencia.

No entiendo como sucedió todo esto, supongo cupido cibernético anda suelto.

Un comentario en “Bitácora de amor

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s