¿Se te movió el piso? 2

Segunda Parte

Por Carmina de la Luz

Que mala onda

La energía que proviene del interior terrestre se libera principalmente en forma de calor, sin embargo, una segunda parte es la que se transmite a manera de ondas elásticas que van hacia todas direcciones.

Existen varios tipos de ondas sísmicas. En el interior de la Tierra viajan las ondas P o primarias, que son de tipo compresional y se transmiten en la misma dirección en la que se aplicó el esfuerzo. Las ondas S, o secundarias, viajan un poco más lento que las P y lo hacen perpendicularmente al esfuerzo aplicado.

 En la superficie viajan las ondas Raleigh y Love, a una velocidad menor que las P y las S y solo son detectadas en sitios lejanos al lugar donde inició el sismo.

 Los sismos siempre han sido de interés para los seres humanos debido a las pérdidas que presenta la población y los viene materiales de ésta. Por ello han sido desarrollados aparatos y sistemas que nos ayuden a entenderlos y medirlos.

En un principio, los temblores trataron de medirse con base a su intensidad. Así fue como aparecieron escalas como la de Mercalli, en la que la intensidad del sismo puede expresarse del uno al doce en números romanos. En este caso, el punto de referencia es muy relativo, ya que la intensidad se observa en los efectos del sismo sobre la vida de las personas, sus asentamientos y el entorno natural

Para darle mayor objetividad a esta escala, en 1931 se añadieron las mediciones de la aceleración que presentan los terrenos a la hora que ocurre un sismo. Los aparatos capaces de hacer esto se llaman acelerógrados.

En este caso, un sismo que se presente con un valor de I en la escala de Mercalli, ni siquiera puede ser percibido más que con aparatos especiales (como el sismómetro o sismógrafo). Por otro lado, un sismo de intensidad VI lo sentiría cualquier persona, probablemente se les dificultaría caminar, algunos objetos se caerían y los de vidrio también podrían romperse, se escucharían las ramas de los árboles agitándose, además de que algunas construcciones quedarían dañadas. Pero un sismo de intensidad XII se reflejaría en la destrucción total de algún sitio, con grandes masas de roca desplazadas.

La escala de Richter, nombrada en honor a Charles Richter, es actualmente la más usada para el reporte de los sismos. Esta es una escala cuantitativa y se basa en la magnitud del evento y no en su intensidad. La magnitud manifestada puede medirse a través de las amplitudes (altura) de onda que se registran en el sismógrafo. La escala de Richter comienza con una magnitud de 1 y se sigue al infinito. Cualquier sismo que se encuentre por encima de la magnitud 7 se denomina macrosismo y lo que está por debajo de ese valor son microsismos.

En esta escala existe la diferencia de una unidad entre un valor y otro, sin embargo, cada una de estas representa una diferencia de energía de 32 veces. Es decir, un sismo de magnitud 8 en la escala de Richter equivale a 32 sismos de magnitud 7, mil de magnitud 6, 32 mil de magnitud 5 y un millón de sismos de magnitud 4.

In memoriam

Fotografía de la Torre Latinoamerican

El terremoto del martes 19 se septiembre de 1985 ha sido el evento sísmico más significativo relatado en la historia de nuestro país. Sucedió muy temprano, a las 7:19 de la mañana, tuvo una magnitud de 8.1 en la escala de Richter y duró poco más de dos minutos. Esto fue suficiente para que los cuerpos de rescate mexicanos no se dieran abasto y la ayuda internacional entrara al país

 Los hijos perdieron a sus padres. Los padres quedaron en espera de que sus pequeños hijos regresaran de la escuela. Los enfermos no se volvieron a levantar. Los amigos no se volvieron a ver.

Se calcula que a causa del temblor murieron 10 mil personas y 4 mil alcanzaron a ser rescatadas de los escombros hasta diez días después de ocurrido el desastre.

 Fueron 30 mil las estructuras que quedaron destruidas en su totalidad, mientras que otras 68 mil fueron dañadas parcialmente. Así mismo, en los estados de Michoacán, Guerrero, Jalisco y Colima también se presentaron daños estructurales y la perdida de algunas víctimas.

Unidad Habitacional de Tlatelolco, 1985

A pesar de que el origen de este sismo fue la costa de Michoacán, la ciudades cercanas no resultaron tan dañadas como la Ciudad de México. Esto se debe a dos razones principales, la primera es la calidad del subsuelo capitalino y su relación con el tipo de construcciones que soportaba en aquel tiempo. La otra razón es la densidad de población de esta ciudad, ya que a mayor población en un espacio definido, mayor será la probabilidad de salir dañado durante un desastre.

Los edificios colapsados eran recientes y habían sido construidos de manera inadecuada para los terrenos arcillosos que presenta la Ciudad de México. La mayoría eran escuelas, hospitales y hoteles que fueron hechos bajo especificaciones inferiores a la que exigían los contratos.

Monumento a la madre, 1985

Lo más rescatable de esta historia, es que a pesar de la tardía respuesta que dio el presidente Miguel de la Madrid, fue la sociedad civil la que actúo de manera inmediata con una muestra de unidad como quizá pocas veces se ha visto en este país. La UNAM, por ejemplo, a pesar de no haber presentado daños, canceló sus actividades para participar en la movilización de ayuda, sobre todo por parte de los estudiantes.

El terremoto también inspiró manifestaciones culturales, pero sobre todo marcó la pauta para reconstruir una ciudad bajo una mejor planeación. Esa es la principal utilidad del conocimiento sobre sismos, el poder evitar que los daños sean incalculables, no solo para los bienes materiales, sino también para el alma.

Alerta sísmica

Algunas personas dicen que los mexicanos ya estamos bien acostumbrados a que se nos mueva el piso, pero no por eso dejamos de asustarnos. Tan solo recuerden el temblor  del pasado 20 de marzo que tuvo una magnitud de 7.4 en la escala de Richter y que cobró la vida de 2 personas, una docena de heridos y 30 mil familias dañadas.

Ese martes experimentamos, según datos de la UNAM, lo que equivale a la explosión de 10 mil bombas atómicas como las que se dejaron caer sobre Hiroshima en 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial.

 Se ha calculado que en todo el mundo hay un millón y medio de sismos por año, la gran mayoría de una magnitud 1 a 2 en la escala de Richter y prácticamente no los sentimos. Solo dos llegan a ser tan fuertes como el de 1985 en México. Entre 20 y 25 temblores tiene una magnitud de 7 y unos 100 tienen una magnitud de 6.

México se caracteriza por ser un país sísmico, ya que tiembla casi a diario. Es por eso que nuestro país debería mantenerse en alerta sísmica siempre. Hasta ahora no se pueden predecir los sismos en su totalidad, pero las llamadas redes sísmicas pueden llegar a proveernos de datos útiles para la toma de decisiones previas a un terremoto.

Estas redes sísmicas deben ser amplias y deben estar monitoreando continuamente la actividad sísmica, sobre todo en las dos regiones sísmicas más importantes de México. Sin embargo, esto representa una inversión importante por parte del Estado. Por ello debemos llamar la atención de los servidores públicos y formar vínculos de comunicación entre ellos, la comunidad científica y la población en general.

Actualmente en México existen tres redes sísmicas. La primera es el Servicio Sismológico Nacional, la segunda se llama SISMEX y está a cargo del Instituto de Ingeniería de la UNAM y la Comisión Federal de Electricidad. En el norte del país se encuentra la tercera red en manos del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, Baja California (CICESE del CONACYT).

En necesario que en este país se siga haciendo investigación sobre terremotos y quizá en un futuro no tan lejano puedan ser previstos para alertar a la población, quien también tiene la responsabilidad de saber de ello para que pueda responder de la manera más eficiente posible.

Anuncios

4 comentarios en “¿Se te movió el piso? 2

  1. Me encantó, muchas felicidades por un nuevo éxito, saludos.

  2. NECESITO LA ESCALA DE MERCALLI PARA COMPARAR A CUANTO EQUIVALE UN TEMBLOR CON VALORES EN ESCALA DE RHITER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s