Miles de ojos nos observan: George Orwell, 1984 y los orígenes de “Big Brother”

Por Jorge Alberto Vargas Bazan

Relajémonos un rato y empecemos a imaginar. Abres los ojos una mañana de lunes, sigues agotado y no deseas levantarte, lentamente intentas incorporarte. Las paredes del cuarto son borrosas, los colores fríos de la habitación envuelven el entorno, escuchas la musiquilla de la telepantalla como si viniera de muy lejos. Una mujer canta con ritmo militar, sus palabras son aún confusas.

Por fin te incorporas. Miras la imagen del Gran Hermano en la pared, con su gran bigote y esa mirada que te sigue a donde quiera que te muevas. Lees como siempre la frase al pie de la imagen “El gran hermano te vigila”, es verdad , piensas. Es imposible escapar de su ojo vigilante, no importa que es lo que hagas o donde estés él siempre está observándote.

Te vistes. De repente algo azota tu mente, las ideas de rebelión que surgieron en ti días antes siguen torturándote, es imposible, ¿Cómo revelársele al Partido? No puedes mostrar la más mínima señal de debilidad, cualquier gesto, cualquier movimiento en falso y sabrían lo que estás pensando. La telepantalla lo ve todo y lo escucha todo.

La música de guerra sigue sonando, sabes que es imposible apagar la música, puedes bajar el volumen pero no acallarlo del todo. Entonces un estruendo te agita, en las afueras a un par de calles de tu edificio. Un misil acaba de caer. Te acercas a la ventana y miras indiferente el edificio destruido.

Es difícil distinguir exactamente cuál de todas las viviendas fue la afectada, todas se ven más o menos igual, desgastadas, viejas y algunas a medio destruir. El único indicio es el humo que dejo la explosión.

Se escuchan algunos gritos, pero después de unos minutos todo vuelve a la normalidad, entonces vuelves dentro, das la vuelta y te preparas para salir, debes llegar a tiempo a tu trabajo en el Ministerio dela Verdad, antes de salir una voz sale de la telepantalla, es uno de los lemas de partido.

La paz es la guerra

La libertad es esclavitud

La ignorancia es la fuerza

Al terminar el comunicado la música continúa, cierras la puerta y sigues tu camino.

¿Alguna vez has imaginado vivir en un mundo así? George Orwell en su novela 1984 dio vida a este singular universo, en el cual critica a las elites en el poder, y las consecuencias de la desigualdad de clases.

En su novela Orwell acuña el término Gran Hermano –Big Brother– que representa a un poderoso dictador, totalitario que gobierna a Oceanía (Según la novela este es el nombre de un Superestado formado durante la guerra, que comprende todo el continente Americano, Sudáfrica, Oceanía, las Islas Británicas y las islas del Atlántico).

El Gran Hermano, con ayuda de un grupo de cámaras y micrófonos colocados en cada casa y en cada rincón de la ciudad; Tiene la capacidad de mantener sumisa y controlada a la población, infundiendo valores de lealtad y amor maniaco hacia el Partido[1] y hacia él mismo. El término fue utilizado años después para dar nombre al popular Reality Show.

Hoy en día la vigilancia continua que George Orwell imaginó en sus tiempos está comenzando a volverse realidad. Las grandes ciudades se modernizan cada día más, aumentando el número de cámaras de vigilancia que operan 24 horas al día.

 Tan solo en el Distrito Federal por medio del programa Ciudad Segura fueron instaladas hasta septiembre de 2011 un total de 10 mil 956 cámaras de vigilancia de un total de 12 mil que se espera instalar.

Las cámaras están repartidas en 192 para el Control de Tránsito dela SSP, 3 mil 312 en 175 Estaciones de metro y 7,452 de carácter urbano. La cantidad de cámaras urbanas varían de acuerdo a la delegación desde las 100 que hay en Milpa Alta a las 1136 enla Gustavo A.Madero.

 El mismo caso se repite en diversas ciudades del mundo como Gran Bretaña donde sistemas de vigilancia hechos con fibra óptica son instalados por empresas de telecomunicaciones en puntos estratégicos de la ciudad como los centros de las ciudades, las zonas bursátiles, y los centros comerciales, para garantizar la aplicación de la ley.

Así mismos las cámaras en las calles son usadas en países como Canadá, Irlanda, España y Francia,  en este último, por ejemplo, es ilegal utilizar las cámaras de vigilancia para obtener información encubierta acerca de la vida sexual de una persona o sus finanzas personales, pero es legal espiar el negocio de una persona o las actividades de carácter político. Los gobiernos justifican el aumento de la vigilancia pública debido al incremento de la criminalidad y los ataques terroristas.

 Quizá no haya un dictador omnipotente vigilando cada uno de nuestros movimientos, pero cada día perdemos un poco más nuestra privacidad, y quién sabe, quizá en 50 años todos nuestros movimientos estén vigilados, y siempre haya alguien observando desde lo profundo de una oscura habitación.


[1] Organismo Gubernamental que ejerce el poder sobre Oceanía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s