Por una conciencia histórica nacionalista y la lucha de clases

Primera parte

Por Miguel Ángel Hernández

 

Hoy en día somos participes de grandes movimientos sociales, conducidos con perspicacia y a razón de un pueblo convencido y con un espíritu de lucha incesante. Solo basta ver en los medios de difusión para encontrar cada mañana los nuevos enfrentamientos entre la represión de un gobierno como lo vemos en el ya famoso plantón “ocupa Wall Street”.

Países del “primer mundo” están alzando la voz en contra de los modelos económicos imperialistas y de producción en masa; pero, ¿porque si son los países con la mejor calidad de vida son los primeros en hacer uso de s

us derechos civiles y enfrentar las ideologías antiobreristas?, pues las respuestas están frente a nosotros: son un grupo con un mayor índice de alfabetización, desarrollo industrial, están organizados en forma consistente y tienen un PIB de 5 a 10 % en promedio destinado a la educación, desarrollo de ciencia y tecnología e investigación; mientras que en naciones como la nuestra el PIB
Debemos generar nuevas ideas, informar al pueblo, ser consientes de los fenómenos sociales a nuestro alrededor y saber que cada movimiento social es justo e inapelable por el uso de la razón y la jurisdicción de las masas.es inferior al 1% destinado a este rubro, esto es porque que hay un pueblo inconsciente, desorganizado y con mano de obra muy barata.

Estamos envueltos de la propaganda televisiva que nos acosa sin cesar y que implanta ideas, nos hace ver la realidad de una manera ireal y fantasiosa, nos quiere convencer a base de nuevos proyectos, obras realizadas, de los “608 compromisos cumplidos”, por unos cientos de empleos que se crearon al año.

En realidad el panorama es aun mas turbio y desgarrador como por ejemplo: 50 mil muertos en cinco años,  35 mil desaparecidos, 60 millones de mexicanos en pobreza extrema, de los peores servicios de salud a nivel AL, 9 millones de ninis (jóvenes sin acceso a la educación ni aun trabajo digno ni remunerado) y en contraste, somos la economía número once a nivel mundial y el numero 54 en calidad de vida.

Estas cifras son contradictorias ¿no?, como es creíble que seamos una de las principales economías a nivel mundial y tengamos cifras de 50 mil muertos (lo que nos lleva a la idea de que es un país que se halla en una guerra civil) y una calidad de vida por debajo de muchas otras naciones, pues es cierto, el presidente “del empleo” está llevando su guerra a dominios inimaginables hace unos ayeres, una guerra que no ha dejado más que muerte y sangre derramada por todo el país, y solo porque es el capricho de un tirano gobernante que se aferra a la idea que hizo algo por esta nación, sin darse cuenta que toda la política se fue al caño desde el inicio de su mandato.

Poseemos ejemplos tangibles y leales de una revolución para el pueblo, que crea esperanza y orgullo a una nación entera, con mejoras a la calidad de vida, con fuentes de empleo bien remuneradas, con servicios de salud de primer mundo, que posee  gente rica en conocimiento y cultura, con un pueblo que se ayuda mutuamente, con un gobierno humanista disipado en toda la nación  y que lucha por su pueblo hasta la muerte… pero, ¿un gobierno  dejo que esto fuera posible?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s