El amor es un medio de comunicación

Por Sylvia Sosa

¿Qué tienen en común las “tontas” canciones de amor? Aquí te daremos la respuesta, pero de momento podemos decir que incluso el cantante más rudo ha sufrido el mismo mal de amores que tú.

Cuando se trata de explicaciones sobre las sociedades las reglas cambian. Los modelos estáticos y absolutos, las leyes, no tienen cabida, no se puede hacer una “ley de la organización social” al estilo, por ejemplo, de “las leyes de la termodinámica”. Esto por tres motivos, primero las sociedades son inmensas y aunque es posible hacer abstracciones para entenderlas, es difícil abarcarlas en su totalidad; segundo, las sociedades no son procesos que se repiten vez tras vez de manera idéntica, como cuando dejas caer un objeto, éstas cambian constantemente; y, tercero, por los motivos anteriores ningún humano es capaz de observar en su totalidad a una sociedad. Es por ello que coexisten múltiples explicaciones que dan cuenta, cada una, de una visión de la sociedad, de un punto de observación, sumadas todas se arma un mosaico explicativo de la diversidad de las sociedades humanas.

Una de estas explicaciones fue dada por el sociólogo alemán Niklas Luhmann (1927-1998) quien es conocido por haber planteado una “teoría general de los sistemas sociales”, pero ¿qué es eso? Es una explicación que intenta abarcar gran parte de los componentes, de las partes, que conforman una sociedad.

Desde la economía mundial, pasando por la ciencia (que sí, también es social), hasta llegar al amor, tema del cual nos ocuparemos en las siguientes líneas.

 

La sociedad no está formada por personas

 

Lo primero que hay que destacar de la explicación de Luhman sobre la sociedad (y de cualquiera que explique lo social) es desde dónde está mirando. Aunque parezca extraño, este autor efectivamente planteó la idea de que la sociedad no está conformada por los humanos, pero no porque estuviera loco o viviera solo como un ermitaño alejado de cualquier otra persona, sino porque pensaba que la sociedad era comunicación.

Antes de que Luhmann diera su explicación de la sociedad tuvo que revisar las explicaciones que lo precedían, aquellas que se habían hecho antes. En su búsqueda se dio cuenta de que la mayoría de éstas explicaciones se centraban en las personas, lo que traía problemas al momento de querer hacer explicaciones generales. ¿Por qué?, él decía que centrarse en las personas supone pensar en lo particular, en que cada una de las personas es diferente, por lo mismo no creía que se pudiera llegar a una explicación si consideramos a cada persona única, así que buscó un rasgo que todas las personas tienen en común: la posibilidad de comunicación.

Para Luhmann, lo importante no es que haya un número determinado de personas viviendo juntas sino que éstas se comuniquen. Por lo que podemos decir que el punto de observación de Luhmann está dirigido a las comunicaciones que emiten las personas y no a las personas mismas. En resumen, este sociólogo considera que la sociedad es comunicación.

Las claves del amor

Para que exista comunicación es necesario que haya un código compartido, algunos ejemplos de códigos son: el dinero, la lengua y, en este caso, también el amor. Estos códigos se agrupan en lo que Luhmann llamó Medio de Comunicación Simbólicamente Generalizado (MCSG). Probablemente te haya pasado que te guste alguien pero no sepas si tú le gustas; o que te trata muy bien pero no sabes si quiere andar contigo o sólo es amable porque le caes bien. Luhmann considera que la sociedad desarrolló un código que utiliza como medio de comunicación para poder reducir los problemas de interpretación en lo que a cuestiones del corazón se trata.

Bien sabemos que no es nada más cuestión de expresar nuestros sentimientos, no queremos arriesgarnos a que nos rechacen, por lo mismo aplicamos las claves del amor.

Cinco sencillos pasos para el ligue
1. Preguntarle a tus amigos si creen que tienes oportunidad con quien te gusta.

2. Preguntarle a sus amigos si saben quién le gusta o si le gustas tú.

3. El cortejo, a través de los ya clásicos chocolates, flores, osos de peluche, tarjetas y cartas de amor hasta los novedosos estados en Facebook, aplicaciones y tarjetas por Internet, en fin, lo que se les pueda ocurrir o ya se les ocurrió.

5. La hora de la verdad: ¿quieres ser mi novi@?

Apegarse a estos pasos, a veces saltándose algunos, es lo socialmente esperado, sobre todo porque son útiles para seguir la clave básica: convencer al otro de que soy lo mejor para él. Lo importante a destacar es que uno utiliza los recursos, el código, que la persona de nuestro interés podrá asociar con el hecho de que nos gusta, de que tenemos intenciones amorosas. Así los pasos arriba mencionados o las clásicas frases de amigos y familiares ¡mira mi’jo a las mujeres se les trata así…! o ¡hija tienes que entender que los hombres…! Son muestra de que la sociedad creó una forma estandarizada, un medio de comunicación común para expresar el amor.

Evidentemente este no es estático, probablemente cuando escuchas los relatos de personas mayores de cuando eran novios te parezcan aburridos y anticuados, esto es por lo que decíamos al principio, la sociedad cambia todo el tiempo, está en constante transformación, al tiempo que intenta que entre todos se comprendan.

Te bajo el sol y las estrellas

Uno de los aspectos donde es posible comprender mejor al amor como medio de comunicación, además de en los ya mencionados cursis regalos, es en las expresiones utilizadas. Cuando queremos enamorar a alguien no vamos y le decimos ¡me gustas y te quiero enamorar!, probablemente nos tirarían de a locos. Por el contrario recurrimos a las palabras melosas, al empalague poético, a las canciones de amor.

Aquí tenemos tres fragmentos de canciones, todas de distintos géneros musicales que nos muestran la estandarización de las comunicaciones amorosas:

“Es tan mágico como

todo pasó

Y nuestro amor (nuestro

amor),

Nuestro dulce amor…”

Nuestro amor, Rebelde

http://www.youtube.com/watch?v=-2z3YwCrGMc&ob=av2n

“En tu planeta me quedé

fue por un tiempo

nunca fue mi plan

pero mi nave se averió

y ahora estoy…”

 

Love, Zoé

“Porque la busco yo la busco y no la encuentro

ya yo quiero que llegue ese momento

en que yo le puedo decir

que sin ti mi vida no puedo vivir…”

Tu cariñito, Puerto Rican Power

http://www.youtube.com/watch?v=wgIDvqYwjdU

 

Podemos notar en los tres fragmentos la centralidad del amor, de la otra persona en la vida de aquellos que expresan dichas palabras. Podemos continuar con este ejemplo cuanto queramos: The Beattles, Queen, Café Tacvba, Los Fabulosos Cadillacs, Eddie Santiago, Chichi Peralta…en fin el grupo o género que les guste tendrá en común con estos ejemplos, en lo que a cuestiones de amor se trata, las claves básicas.

Rompiendo corazones

Esta es sólo una de las explicaciones que las ciencias sociales dan del amor, existen muchas otras. Recordemos, además que cada uno de nosotros, en su interior, vive de formas muy particulares sus sentimientos, pero finalmente todos recurrimos a códigos estandarizados para que los demás sepan lo que nos pasa. Es esta la lección de las ciencias sociales.

Pero como todo, incluso el amor, este artículo tiene que terminar, pero no sin antes decir que ya sea que conozcas los fundamentos químicos (fisiológicos) o sociales del amor, nunca dejarás de sentirte ya sea terriblemente bien o mal a causa del amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s